Carillas dentales: el secreto de una sonrisa perfecta

Las carillas dentales son un tratamiento cada vez más popular, ya que permiten conseguir una sonrisa de ensueño, espectacular y duradera. Y además, de forma bastante sencilla. ¿Te vienen a la mente las sonrisas blancas y perfectas de Hollywood? Pues sí, se consiguen con carillas. Pero con ellas también conseguimos sonrisas más naturales, que queden en harmonía con los rasgos faciales de la persona. Porque, para nosotros, una sonrisa natural es una sonrisa perfecta.

Las carillas, aunque se han popularizado en los últimos años, se vienen utilizando en la industria de Hollywood desde los años 30. En aquel momento eran temporales, no duraban, por lo que los actores y actrices de Hollywood se las ponían solo cuando necesitaban lucir una bonita sonrisa. Ahí nació la legendaria sonrisa de Hollywood. En la década de los 80 se perfeccionaron los métodos de unión entre diente y carilla, haciendo que fuesen más permanentes. En los últimos años ha pasado de ser un tratamiento de “estrellas” a ser uno de los más demandados en estética dental, tanto por pacientes que quieren conseguir la ‘sonrisa de Hollywood’ como por quienes quieren mejorar su sonrisa y que quede a la vez bonita y natural.

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas son, dicho de forma muy simple, unas finas láminas de porcelana que se pegan al diente natural, recubriendo e imitando el esmalte dental.

Pueden ser de porcelana o de composite. En Ahoa preferimos utilizar carillas de porcelana, ya que duran más, y son más resistentes y estéticas que las de composite. De hecho, la porcelana tiene una fuerza y resistencia comparables a las del esmalte dental natural. A pesar de ello y según el caso, las carillas de composite pueden ser también una muy buena solución.

Esto hace que, aunque las carillas no son tan duraderas como un implante dental, en el caso de las de porcelana suelen durar diez años o más, en función de cómo las cuidemos. Las de composite son más susceptibles de quebrarse, romperse, decolorarse y perder el aspecto natural.

Las carillas normales se aplican después de haber rebajado ligeramente el esmalte dental, pero también existe la opción de poner microcarillas de porcelana. Con las microcarillas no hace falta reducir el diente, ya que son unas láminas de entre 0,3 y 0,5 mm de grosor. Esta alternativa se suele recomendar solo cuando hay alteraciones de volumen sencillas.

¿Cualquier persona se puede poner carillas?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que los posibles temas de salud deben estar controlados. Son un tratamiento estético, pero no resuelven, y no se pueden aplicar, sobre caries o cuando hay problemas de gingivitis o periodontitis, por ejemplo. Nuestro dentista nos hará una revisión previa para valorar las carillas.

Por lo demás, se utilizan para cualquier caso en el que queramos modificar el aspecto visual de los dientes, como por ejemplo:

  • Si el diente está fracturado o desgastado.
  • Para cubrir espacios entre dientes separados, lo que se conoce como diastema.
  • Para cubrir deformaciones o malposiciones ligeras de los dientes.
  • Para agrandar dientes pequeños, y que hacen que visualmente se vea demasiada encía.
  • Para cubrir dientes oscurecidos, amarillos o grises, y que se vean más blancos.

En los casos en los que la malposición de los dientes es muy pronunciada no se pueden poner carillas, tendríamos que optar por otros tratamientos, como podría ser una ortodoncia estética.

Se aplica en los dientes frontales; en los molares y premolares puede optarse por fundas, ya que por su posición es una opción más resistente. Hay que estudiar cada caso detenidamente.

¿Cómo se realiza el tratamiento?

Es muy sencillo. Depende de cada caso, pero en general se lleva a cabo una primera sesión, en la que se valora el estado de salud de la boca del paciente y se realiza un estudio digital de la sonrisa (Digital Smile Design). Después de este estudio el paciente podrá valorar mediante una reproducción fotográfica cómo quedará su nueva sonrisa. En ocasiones, y si el caso lo permite, podemos hacer un mock-up, es decir, una prueba directamente en boca de cómo quedaría, antes de tocar ningún diente y de forma totalmente reversible.

En una o dos sesiones posteriores se aplican las carillas con el color y forma diseñados, por lo que los resultados son inmediatos y espectaculares. Además, es rápido e indoloro.

¿Por qué se ha convertido en un tratamiento tan popular?

Una bonita sonrisa es muy importante en el día a día de cualquier persona. Y no solo por sentirnos físicamente más atractivos, sino porque sonreír con seguridad y confianza nos ayuda a mejorar nuestra autoestima.

Poder sonreír, reír, hablar, y en general comunicarnos sin preocuparnos por el aspecto de nuestra sonrisa nos hace ganar no solo en estética, sino en salud y calidad de vida.

Nuestros servicios

Financiación
a medida

Parking y
wifi gratuitos

Gafas 3D
antiestrés

Tecnología
avanzada

Tarjeta de
fidelización

Convenio
con empresas

¿Quieres concertar una cita?

Llama al 93 343 66 41, o rellena tus datos en el formulario y te llamaremos nosotros.

Leave this field blank

Responsable: Icercaib, S.L. Finalidad: Dar respuesta a las consultas y gestión de citas u otras peticiones de información. Legitimación: Consentimiento del interesado. Derechos: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.

Gran Via de les Corts Catalanes, 620, àtic 1º
08007 Barcelona
Tel: 933 43 66 41
Email: clinica@ahoa.es
Llámanos