Qué hacer si te duelen los implantes dentales

Las intervenciones de implantología de carga inmediata son cada vez menos invasivas, por lo que la recuperación es mucho más rápida y prácticamente sin molestias. Por eso, a día de hoy podemos afirmar que los implantes dentales no tienen que provocar dolor, ni durante la colocación ni después.

Pero es evidente que esta afirmación no puede generalizarse a todos los pacientes. Para empezar, la complejidad de la intervención influye, no es lo mismo un solo implante que seis.

El dolor postoperatorio, el que podemos notar una vez desaparece el efecto del anestésico, es muy individual y subjetivo. Depende de factores como la experiencia previa del dolor, el umbral del dolor, el estado anímico… El profesional que lleva a cabo el tratamiento tendrá que indicar una pauta adecuada a cada paciente y tipo de cirugía, para que los días posteriores a la intervención pasen lo más amablemente posible.

Aunque, insistimos, es cierto que una intervención quirúrgica con implantes dentales debería ser completamente indolora, en ocasiones y por diversos motivos el paciente puede experimentar alguna sensación de molestia incómoda, debido a infecciones previas o a la disminución del efecto analgésico. Si prevemos alguna de estas circunstancias o que la cirugía puede durar más de 75 minutos, recomendamos además la sedación endovenosa. Con esto conseguimos que el paciente no sienta nada durante la intervención, y además estará tranquilo y relajado.

Si el dolor se produce en los días o meses posteriores a la intervención, entonces deberemos considerar otras causas.

¿Qué molestias pueden considerarse normales?

Como hemos comentado, las intervenciones actuales son mínimamente invasivas: la incisión en la encía en ocasiones es inexistente, por lo que se produce muy poca inflamación o sangrado. Los síntomas que pueden llegar a aparecer y que se considerarían normales son:

  • Una ligera inflamación. Si esto sucede, aplica frío en la parte exterior de la cara, en la zona donde se encuentra el implante.
  • Si la inflamación te produce molestias, un antiinflamatorio o un analgésico debería ser suficiente, eso sí, siempre prescrito por tu profesional y pautado de la manera correcta.
  • Un leve sangrado en las 48 h posteriores a la intervención. Aplica una gasa con una ligera presión sobre la encía hasta que pare de sangrar. Se puede aplicar Amchafibrin sobre la gasa (en la farmacia te podrán aconsejar).
  • En algún caso también puede aparecer febrícula o fiebre en las 72 h posteriores a la intervención. Puedes tomar un paracetamol, y la fiebre debería remitir en un máximo de 24 h.

¿Qué síntomas no se consideran normales?

En algunos casos pueden aparecer síntomas que no son habituales en las intervenciones de implantología. Si tienes alguno de estos síntomas, acude a tu dentista o pide una segunda opinión.

  • El implante sangra excesivamente, y no se puede o cuesta detener la hemorragia.
  • La fiebre no remite en un día ni con la toma de un antipirético.
  • El dolor es insoportable, nos impide o dificulta dormir o realizar nuestras tareas habituales.
  • El implante se mueve.
  • La encía alrededor del implante se retrae, sangra o presenta una coloración blanca o amarillenta, diferente a la habitual.
  • Han pasado meses desde la intervención y el implante, una vez colocada la funda o corona protésica provoca molestias, especialmente al morder con esa zona.

Ante estos síntomas o similares nuestra recomendación es que acudas de inmediato a tu dentista u otro profesional de confianza especialista en el campo de la implantología.

¿Por qué sucede esto?

Hay varias causas que pueden provocar complicaciones, aunque la mayoría son fácilmente previsibles o evitables. Por poner un ejemplo, en nuestra clínica tenemos un éxito de implantes de carga inmediata del 98,6%, lo que significa que solo el 1,4% son susceptibles de causar problemas. Pero, ¿qué hay que tener en cuenta?

  • Algunas enfermedades, como la diabetes o la periodontitis, pueden afectar al éxito del implante. Es muy importante que tu odontólogo te haga una revisión a fondo y tenga toda la información relativa a tu salud. Los problemas derivados del metabolismo óseo también tendrán que considerarse, como una baja concentración de vitamina D en sangre o medicamentos como los bifosfonatos.
  • Las personas tienen diferentes umbrales de sensibilidad. Hay que tenerlo en cuenta a la hora de valorar el dolor que nos parece que causa el implante.
  • La calidad también es importante. Pide a tu dentista que te explique los materiales del implante y te dé referencias del fabricante.
  • No hay que olvidar que la experiencia y habilidad del especialista que realiza la intervención también influyen decisivamente en el resultado.

Además, para asegurarte de que tu intervención sea un éxito, te recomendamos que sigas estos consejos sobre cómo cuidar tus implantes dentales durante el postoperatorio.

Sobre todo, ante cualquier duda o síntoma imprevisto, consulta de inmediato a tu dentista. Y si tienes cualquier duda o no consigues que tus molestias remitan, pásate por la Clínica Ahoa de Barcelona, en la Gran Vía de las Cortes Catalanas, 620, y te ayudaremos a poner fin a tu problema.

Nuestros servicios

Financiación
a medida

Parking y
wifi gratuitos

Gafas 3D
antiestrés

Tecnología
avanzada

Tarjeta de
fidelización

Convenio
con empresas

¿Quieres concertar una cita?

Llama al 93 343 66 41, o rellena tus datos en el formulario y te llamaremos nosotros.

Leave this field blank

Responsable: Icercaib, S.L. Finalidad: Dar respuesta a las consultas y gestión de citas u otras peticiones de información. Legitimación: Consentimiento del interesado. Derechos: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.

Gran Via de les Corts Catalanes, 620, àtic 1º
08007 Barcelona
Tel: 933 43 66 41
Email: clinica@ahoa.es
Llámanos