¿Cepillo de dientes eléctrico o manual?

Escoger el mejor cepillo de dientes para cada persona no es tarea fácil. Además de la oferta de cepillos suaves, duros, rectos, flexibles, curvados… Entran en juego los eléctricos. Pero, ¿son realmente recomendables estos últimos?, ¿o es mejor confiar en el cepillo manual de toda la vida?

De entrada, los cepillos eléctricos permiten una limpieza más cómoda y fácil que los manuales. Según la guía de salud periodontal de la Federación Europea de Periodontología, ambos cepillos son efectivos si se utilizan correctamente, aunque algunos estudios demuestran que los eléctricos son ligeramente más eficaces.

Un estudio comparativo publicado en Cochrane mostró que el uso de cepillos eléctricos reduce la placa un 11% más que los manuales entre el primer y el tercer mes de uso, y un 21% a partir de los tres meses. Respecto a la gingivitis, la reduce en un 6% entre el primer y el tercer mes, y un 11% a partir de los tres meses de uso.

Además, las personas que utilizan uno eléctrico suelen cepillarse durante más tiempo, especialmente aquellas cuyo cepillo cuenta con temporizador.

Sin embargo, si por ejemplo nos hemos sometido a una cirugía o intervención bucal y tenemos puntos de sutura o zonas sensibilizadas, es posible que nuestro dentista nos recomiende un cepillado manual y de dureza suave.

Cómo escoger un cepillo eléctrico

Lo primero que tenemos que plantearnos son nuestras necesidades de higiene bucodental: ¿Tenemos tendencia a sufrir gingivitis, caries, mal aliento, manchas en los dientes…? Tu dentista puede orientarte en este sentido. Hay cepillos eléctricos con accesorios específicos para las encías —como el irrigador dental—, la limpieza de la lengua o para favorecer el blanqueamiento.

La principal diferencia que hay entre los cepillos eléctricos es cómo producen el movimiento. Podemos encontrar por una parte cepillos con rotación, giratorios u oscilantes, y por otra cepillos sónicos o ultrasónicos, que producen el movimiento por vibración del cabezal.

Cepillos con rotación

  • Son más eficaces a la hora de eliminar la placa dental.
  • Limpian mejor en zonas de difícil acceso.
  • Eficaces contra las manchas de tabaco o café.
  • Más cómodos de usar, ya que requieren menos esfuerzo por nuestra parte.

Cepillos con ultrasonido

  • Limpieza más efectiva y profunda, gracias a sus vibraciones y su movimiento de alta frecuencia.
  • Actúan mejor contra la placa bacteriana, ya que las vibraciones introducen en la saliva burbujas ricas en oxígeno que evitan el crecimiento de bacterias en zonas donde se acumula la placa.
  • Más eficaces para personas que lleven ortodoncia.

Es decir, que la decisión dependerá de nuestras necesidades específicas de higiene bucodental.

Además, muchos cepillos eléctricos presentan funciones tecnológicas que podemos valorar. Por ejemplo, el temporizador es muy útil para asegurarnos de que nos cepillamos durante el tiempo mínimo recomendado. El sensor de presión puede ser muy práctico para las personas que sufran gingivitis o periodontitis. Otras funcionalidades, como el bluetooth, nos permiten recopilar datos sobre tiempo, presión, etc. para valorar la calidad del cepillado. Nuestra recomendación es que seleccionemos las funcionalidades que realmente nos vayan a ser útiles.

Cómo utilizar un cepillo eléctrico

En si, la técnica de limpieza con un cepillo manual o un eléctrico no es demasiado diferente. La Organización Mundial de la Salud da unas recomendaciones generales sobre el uso del cepillo:

  1. Cepíllate los dientes por lo menos dos veces al día, dos minutos cada vez. En este caso, el cepillo eléctrico con temporizador nos ayuda a respetar el tiempo recomendado de cepillado.
  2. Utiliza una pasta fluorada para prevenir la caries.
  3. Cambia el cepillo cada dos o tres meses. En el caso de los eléctricos, sigue las recomendaciones de cada fabricante.
  4. Cuando te cepilles, deberías llegar a todas las partes del diente, y no olvidar cepillar la lengua, incluso la zona posterior.
  5. Lo más práctico es seguir un orden específico, un método que nos permita no olvidarnos ninguna zona.

Consejos de mantenimiento

Los cepillos eléctricos, incluso los más básicos, requieren una inversión mayor que los manuales. Te damos algunos consejos para que cuides tu cepillo eléctrico y te dure mucho más tiempo:

  • Aclara bien el cepillo después de cada uso, para que no queden restos de pasta, alimentos o fluidos.
  • Deja secar el cepillo al aire y guárdalo en posición vertical.
  • Cambia el cabezal cada dos o tres meses, en función de las recomendaciones del fabricante, o en cualquier caso si percibes que los filamentos están desgastados o deformados.

Una correcta limpieza es el primer paso para disfrutar de una sonrisa sana y bonita para toda la vida, por eso recomendamos seguir siempre unos buenos hábitos de higiene bucodental. En la Clínica Ahoa te podemos ofrecer todos los instrumentos necesarios para la limpieza bucodental, y sobre todo los mejores consejos adaptados a ti.

Nuestros servicios

Financiación
a medida

Parking y
wifi gratuitos

Gafas 3D
antiestrés

Tecnología
avanzada

Tarjeta de
fidelización

Convenio
con empresas

¿Quieres concertar una cita?

Llama al 93 343 66 41, o rellena tus datos en el formulario y te llamaremos nosotros.

Leave this field blank

Responsable: Icercaib, S.L. Finalidad: Dar respuesta a las consultas y gestión de citas u otras peticiones de información. Legitimación: Consentimiento del interesado. Derechos: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.

Gran Via de les Corts Catalanes, 620, àtic 1º
08007 Barcelona
Tel: 933 43 66 41
Email: clinica@ahoa.es
Llámanos