5 consejos para alargar el efecto de un blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es uno de los tratamientos más demandados en odontología. Se trata de un tratamiento relativamente económico, sencillo y rápido, y con un efecto estético inmediato sobre nuestros dientes, ya que en una sola sesión nos permite blanquear varios tonos su color, con lo que notamos nuestra sonrisa más blanca y radiante.

Sin embargo, como cualquier tratamiento médico, no está exento de dudas y preguntas frecuentes. En este post analizamos con detalle una de las preguntas más habituales: ¿Qué puedo hacer para que el efecto de un blanqueamiento dental dure más?

En primer lugar, hay que tener en cuenta que los efectos de un blanqueamiento dental son temporales, es decir, al cabo de un tiempo los dientes vuelven al tono de color que tenían antes del tratamiento, o a un tono muy cercano. La duración de un blanqueamiento dental dependerá de cada persona, de las características particulares de su boca y del estado de su salud bucodental, y especialmente de sus hábitos alimenticios, de higiene y de consumo de tabaco. En un escenario ideal, es decir, con una correcta salud bucodental, una buena higiene de forma regular y unos hábitos adecuados, los efectos del blanqueamiento dental pueden durar entorno a los 9-12 meses. Pasado este tiempo, si queremos volver a reducir el tono de nuestros dientes, deberemos realizar un nuevo blanqueamiento.

Si queremos que estos efectos se alarguen lo máximo posible, hay algunas recomendaciones que nos ayudarán a conseguirlo.

1. El tabaco, ¡prohibido!

Fumar es uno de los hábitos más nocivos para nuestros dientes, para la salud bucodental y la salud en general. El tabaco incorpora diversas sustancias, como la nicotina y el alquitrán, que manchan nuestros dientes y les provocan un desagradable tono amarillento. Si dejamos de fumar, conseguiremos conservar durante más tiempo un bonito tono en nuestros dientes, y nuestra salud en general lo agradecerá.

2. Los alimentos que manchan, lo manchan todo

¿Has notado alguna vez lo difícil que es quitar las machas que ciertos alimentos dejan en los utensilios de cocina o en la ropa? Pues con los dientes pasa una cosa similar. Algunos alimentos contienen pigmentos que pueden manchar u oscurecer nuestros dientes si los consumimos de forma frecuente:

  • Bebidas como el vino tinto, el café o el té.
  • Frutos rojos o similares, como las cerezas, las fresas, los arándanos o la remolacha.
  • Especias como el azafrán, el curry, la cúrcuma.
  • Salsas como la salsa de soja o la de tomate.
  • Alimentos con colorantes artificiales, como los polos o los caramelos.

Si queremos alargar los efectos del blanqueamiento dental, debemos reducir al máximo este tipo de alimentos, y en el caso de consumirlos, cepillarnos los dientes inmediatamente después.

3. Los alimentos ácidos, otro mal aliado

Los alimentos ácidos, como por ejemplo los cítricos, no manchan directamente, pero sí debilitan el esmalte dental. Esto provoca, por una parte, que nuestros dientes sean más vulnerables a los efectos del tabaco o de alimentos con pigmentos que los manchen. Y por otra, al debilitar la capa exterior del diente, la dentina interior, de color amarillento, se hace más perceptible.

Como en el punto anterior, si consumimos alimentos ácidos, deberemos lavarnos los dientes inmediatamente para reducir sus efectos.

4. Lo más básico: una correcta higiene bucodental

Una correcta higiene es esencial no solo para alargar los efectos del blanqueamiento dental, sino para la salud de nuestra boca en general. Nuestro dentista nos puede recomendar las pautas más adecuadas para nuestro caso concreto, pero en general deberemos cepillarnos los dientes con un buen cepillo, de dureza media, y completar la limpieza con hilo de seda. El colutorio no es necesario si tenemos unas encías sanas, aunque puede ser un buen complemento si nos gusta el efecto “frescor” que deja. Es muy importante consultar con el dentista el tipo de colutorio que estamos utilizando. Algunos tienen principios activos como la clorhexidina que tiñe los dientes de manera prolongada.

5. De vez en cuando, una limpieza más completa

Además de seguir unos buenos hábitos de higiene, es recomendable realizar una higiene profesional o profilaxis dental, en una clínica odontológica. La frecuencia recomendada es de cada seis meses, pero será nuestro dentista quién determine cada cuánto deberíamos hacerlo en nuestro caso concreto.

La profilaxis consiste en una limpieza bucodental profesional, es decir, una limpieza con técnicas y herramientas que permiten eliminar el sarro y la placa bacteriana de todas las zonas de la boca, incluso de aquellas donde no es posible eliminarlos con un cepillado normal, ya que son poco accesibles.

Si tienes cualquier duda o consulta sobre el blanqueamiento dental, ¡contacta con nosotros y te ayudaremos encantados!

Nuestros servicios

Financiación
a medida

Parking y
wifi gratuitos

Gafas 3D
antiestrés

Tecnología
avanzada

Tarjeta de
fidelización

Convenio
con empresas

¿Quieres concertar una cita?

Llama al 93 343 66 41, o rellena tus datos en el formulario y te llamaremos nosotros.

Leave this field blank

Responsable: Icercaib, S.L. Finalidad: Dar respuesta a las consultas y gestión de citas u otras peticiones de información. Legitimación: Consentimiento del interesado. Derechos: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.

Gran Via de les Corts Catalanes, 620, àtic 1º
08007 Barcelona
Tel: 933 43 66 41
Email: clinica@ahoa.es
Llámanos